Pancartas en gran formato.

Desde principio del siglo pasado y con propósitos bastante domésticos, se utiliza este letrero de largo alcance con el cual se logra captar la atención de un numero interminable de personas, que inevitablemente y debido a sus grandes dimensiones girarán su mirada para leer ( hasta de forma inconsciente) que es lo que dice una lona gigante que se interpone en su camino.

La pancarta, se utilizó por primera vez en la segunda década del siglo XX, se hacía de forma rudimentaria, en principio se trataba de grandes trozos de tela escritos en s parte frontal, con pintura de aceite, ostentando mensajes elaborados con muy poca técnica, donde se advertía a la población, el lugar donde se podía adquirir un producto de terminado, o quizá donde se llevaría a cabo un evento determinado.

La efectividad de este artilugio para aquel entonces fue tal, que lejos de dejarse de usar o sustituirse por otros medios de difusión, en los siguientes cien años, se ha perfeccionado su técnica de elaboración, utilizándose para su elaboración, material mucho más sofisticados y profesionales, que han hecho de las pancartas un producto de imprenta resistente, llamativo e imprescindible a la hora de hacer publicidad o propaganda masiva, o al momento de respalda grandes eventos deportivos, o musicales, entre otros.

Las pancartas gigantes se hacen con el objetivo de alcanzar al transeúnte, de dar visibilidad a un producto permanentemente y a relacionarlo con el potencial comprador quien se topará con este letrero en varias oportunidades y a diferentes horas del día.

La pancarta además es rentable, puede elaborarse en distintos materiales resaltando entre otros la lona con distintas micras, este material además de ‘’captar y absorber’’ con facilidad la tinta con la que se impriman sobre ella, imágenes, textos y logos, es cien por ciento resistente a su exposición en espacios exteriores.

Por este motivo, y tras esa evolución tan contundente, a día de hoy la imprenta moderna considera a la pancarta como como uno de los productos líderes en lo que a emisión de gran formato se refiere.

Impermeables, hechas a color, o solo con tinta negra, casi siempre elaboradas en fondo blanco, debes contar para hacerla con un equipo de expertos, en elaborar desde su diseño (previo acuerdo) hasta su corte y colocación de agujeros de instalación u ollaos, las pancartas que salen de nuestros talleres, están hechas para satisfacer las necesidades del cliente, que quiera utilizarla para advertir la inauguración próxima de un local comercial, de una oferta especial, de la reinauguración tras una reforma, o llamar la atención en la próxima puesta en marcha de algún nuevo negocio,

De la pancarta que hecha en Valencia, podemos afirmar que está garantizada y homologada por los cánones establecidos por la Unión Europea, que utilizamos materia prima de primerísima calidad y que contamos con talleres propios dotados plenamente con maquinaria de última tecnología, capaz de reproducir fielmente las imágenes elegidas, y trastocar el presupuesto con el que cuentes ara su ejecución.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter