Pancartas para fiestas

Cuanto han cambiado las cosas en torno a este producto desde que a principios del siglo XX se utilizaban para anunciar un evento, o encabezar una protesta, utilizándola como único medio de difusión de un mensaje con tono reivindicativo.

Cuanto ha cambiado la función de ese producto de imprenta del que se creía que solo serviría para estar presente en una marcha, una manifestación, o tal vez para anunciar la venta de un producto, la apertura de un negocio o tal vez una oferta especial en un local comercial.

Durante mucho tiempo, esta misión comercial, fue lo más audaz y temerario que se consiguió hacer con una pancarta, limitando así tu función y desconociendo las múltiples posibilidades que un objeto tan versátil ofrecía.

Desde hace por lo menos dos lustros, los expertos descubrieron que este producto no solo podría tener un propósito comercial o de protesta y que tras algunas pruebas piloto se podría confirmar lo que ya se sospechaba, que si se utilizaba en una celebración o festejo público, o de carácter privado, sin duda alguna sería todo un éxito porque se trata de un artículo que presenta infinidad de recursos gráficos que le hacen atractivos, llamativos e inolvidable ante a un público ávido de nuevas propuestas de orden decorativo que hagan de esa reunión que que tanto tiempo llevan planificando las delicias de los invitados, agasajados y de todos los protagonistas de la jornada.

Las pancartas de orden festivo, están ya dentro de los catálogos de las empresas de impresión y artes gráficas, ofreciendo diferentes medidas, anchos y largos y hechas siempre en material de primera calidad destacando la lona de 110 micras en las que se imprimen.

Las pancartas ideadas especialmente para engalanar una fiesta, pueden llevar en su espacio frontal, imágenes, textos, slogan, y toda clase de gráficas personalizadas hechas en blanco y negro y a color, sin importar la naturaleza de la celebración, sea esta una improvisada fiesta sorpresa, un aniversario de bodas, o un cumpleaños, primera comunión o bautizo su utilización será el colofón de la decoración del espacio lúdico en el que se llevará a cabo la festividad.

Las pancartas hechas por profesionales, tendrán en cada esquina un sistema de ollaos o agujeros con los que hacer una sencilla e instantánea instalación, para ponerla a la vista de todos en un lugar privilegiado en cuestión, y desde donde se podrá quitar con la misma facilidad con la que se colocó al principio.

Como experto, brindamos eso sí, algunas especiales recomendaciones para el usuario, haciendo énfasis especial en la armonía que esta cada pancarta debe tener con el tamaño del salón en el que colocará, de la misma manera previa a su impresión también aconsejamos buscar un lugar con plena visibilidad con el objetivo de que este instrumento cumpla plenamente su función.

Sin duda alguna, este será siempre un acierto, su uso no dejará a nadie defraudado, y la inversión que se haga en su adquisición bien valdrá el costo, y el trabajo previo que se realice

para que en todos los sentidos la pancarta de fiesta sea todo lo que se ‘’soñó’’ de ella en un día especial.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter